6/12/2017

De a tres es mejor. Triangulaturas de afinidad.

El trío. Ese tema que la comunidad LGTBIQ tiene tan en la boca y en otras partes del cuerpo también porque aunque no se diga, se hace. Hay que reconocer que corporalmente es una forma casi perfecta de amar, hacer un trío está entre las costumbres, y porque no, objetivos, pero no menos entre las fantasías de todos.
Aunque hay que reconocer que no de tantos, esta práctica, que al igual que muchas cosas dentro de la comunidad quedo últimamente recortada a un sector en particular, por lo tanto, el trío paso a ser más propiedad gay que lésbica, pero no deja de estar en la cabeza de nadie desde que el mundo es mundo y descubrió que puede hacerlo.
Ya no importa si sos hombre, marica, mujer, yegua, trans o tortilla, el trío es algo que todo el mundo quiere y debe hacer antes de morir, para y por la experiencia.
Decir que no quiere, que no le gusta, que no apetece después de haberlo hecho, solo así, sabrá de qué estamos hablando.
En China los tríos son aplaudidos. Teniendo en cuenta de que los matrimonios son arreglados desde temprana edad y dependiendo exclusivamente delas artes adivinatorias como la carta BaZi (Carta Natal china) y el Feng Shui personal, el resto es accesorio y uno con su conyugue solo termina teniendo una relación de procreación en todos los sentidos, en pocas palabras un negocio, el resto de las cosas (incluida la homosexualidad) están aparte y sin mucho karma social, si se cumple con casarse y tener un hijo.
Por lo tanto, es muy raro que un chino no haya pasado por la experiencia de a tres, que dicho sea de paso, no incluye su pareja tradicional, como se sospechara de entrada.
Pero aun así hay algo que traspasa toda experiencia sexual y esa es la “onda” la “piel” del otro con respecto a nosotros. Esta puede ser media, justa, nada o por demás. Sin este singular componente de afinidad y trasferencia el otro y nosotros no funcionamos.
Esto se puede dar de una manera, de dos o de a tres. Esta “onda” no asegura el que las cosas vayan bien, que todos terminemos contentos y hasta incluso decidamos repetir ahí o en otro momento de la existencia humana.
Entonces, a la hora de buscar hacer un buen trío, nada mejor que la vieja amiga Astrología (en este caso la china), para decirnos que debemos buscar, como cuando, donde y por qué, así no solo nos aseguramos de pasarla bien, sino también, de repetir esa genial experiencia.
Teniendo en cuenta de que todos sabemos nuestro año natal (cuando nacimos) así podemos determinar cuál es nuestro signo natal chino. Una vez sabido esto (de no saberlo, buscar en Google que hay millones de páginas que lo dicen) podremos saber cuáles son los “Patrones de armonía” por lo tanto las triangulaturas de afinidad, alias tríos.
Estas están formadas de la siguiente manera:

1.      Rata – Dragón – Mono.
2.      Búfalo – Serpiente – Gallo.
3.      Tigre – Caballo – Perro.
4.      Conejo – Cabra – Chancho.

La lotería es que el trío se arme con un animal de cada uno, la armonía seria exacta hasta en los roles que cada uno decida asumir. De no ser así, puede que uno se repita, pero ser tres del mismo signo, puede que la cosa sea un poco engorrosa, por ejemplo en animales como el Gallo, donde los tres van a querer ser la estrella de la fiesta.
Entonces, para que no pase esto, vamos a hilar más fino:

1.      Rata – Dragón – Mono: Triangulo de Agua – Creatividad.
2.      Búfalo – Serpiente – Gallo: Triangulo de Metal – Demanda.
3.      Tigre – Caballo – Perro: Triangulo de Fuego – Deseo.
4.      Conejo – Cabra – Chancho: Triangulo de Madera –Familia.

Primer trío. Rata, Dragón y Mono.

Este primer trío se va a caracterizar por la creatividad en todas sus formas. Siempre van a sorprenderse entre ellos. El placer va a pasar por los juguetes, las cosas locas (alimentos, comidas, películas a imitar etc.) y pueden pasar horas ideando cosas cochinas para hacer. Nada los va a dejar contentos, pero que la van a pasar bien, la van a pasar bien, nunca lo dudan.
La Rata va a ser la más celosa de todos (más si es lesbiana) así que va a funcionar bien la cosa si es la que más atención recibe. El Dragón va a hacer su propio vuelo, lo único que le va a gustar es que cuando todo termine le digan “que bien que estuviste”. Pero quien más original de todos va a ser es el Mono, que va a llevar toda su experiencia al circular de la cama. Un trío del que si no se participa, no vale la pena perdérselo, así que prendan la camarita.

Segundo trío. Búfalo, Serpiente y Gallo.

Trío demandante, todos van a querer ser satisfechos al mismo tiempo yen simultaneo. Lo ideal es que todos sean versátiles, en todos los sentidos dela palabra así que haciendo cualquier cosa van a estar por demás de satisfechos sin importar que se haga en el mientras tanto y suceder del hecho en sí.
El Búfalo es muy tradicional, pero no menos fiestero, va a tomarse su tiempo para todo, en especial para acabar (esto va para cualquiera que quiera tener algo con un Búfalo). La Serpiente va a pensar demasiado, puede que se masturbe un par de veces antes de llegar al acto en si, por lo que va a demorar su tiempo. El Gallo va a querer ser la estrella, en el fondo todo le viene bien, así que va a adaptarse bien sin cacarear demasiado. Un trío, que si bien el secreto es ponerse de acuerdo, la cosa una vez que agarro camino, anda como trío, digo, como tiro.

Tercer trío. Tigre, Caballo y Perro.

Este es un grupo que se lleva puesto todo. No les importa nada, si bien son un tanto intensos, una vez que se sacaron la ficha (que sucede al instante), no los separa nadie. Completamente audaces, relajados y dispuestos a darse placer, no sobrevive nadie en el trío que puede ser una verdadera experiencia a todo terreno.
El Tigre una vez que arranco la marcha, no le importa por donde se manda, todo le viene bien, allí se encuentra con el Caballo que se manda de una sin importarle mucho. El placer lo puede y un trío, puede que sea su debilidad. El Perro tiene en su debilidad su fortaleza, porque si bien le cuesta decir que no, por otro lado es tan versátil que se adapta a todo, pasándola siempre bien.

Cuarto trío. Conejo, Cabra y Chancho.

El último trío, es considerado familia, porque en el cambio se entienden y se aceptan. Son los más mutantes del Zoo chino. El Conejo, puede ser Gato o Libre. La Cabra es también Oveja y el Chancho, Jabalí. Los roles no solo que son intercambiables sino, también cuando la combinación de cambios es exacta, el trío es imperdible.
El Conejo la va a pasar mejor siendo Gato, así sabe muy bien hacer, que no hacer y cómo manejarse, que tocar, como, cuando y donde. La Cabra puede ser Oveja si es la que pone la cola, o puede que sea Cabra y se lleve todo puesto. El Chancho si no es Jabalí termina con una manzana en la boca. La pueden pasar bien, siempre y cuando se entiendan y comprendan.

Otros posibles tríos recomendables.

_ La Rata si va a ser pasiva le recomiendo una Serpiente y un Caballo, así se siente actriz porno. Si no, un Chancho y un Perro está bien.
_ El Búfalo con un Dragón y una Cabra no la va a pasar mal, pero si quiere algo tradicional (dependiendo de sus tradiciones, claro) que se busque una Rata o un Chancho.
_ El Tigre si es con dos Tigres más, no creo que sobrevivan para contarlo, porque no van a parar hasta no infartarse. De no hacerlo posible un Gallo y un Dragón son ideales para la experiencia.
_ El Conejo se llevaría bien con un Tigre y una Cabra, la combinación es armónica y poco pretenciosa, ya que todos se adaptarían bien y el Tigre quedaría más que contento con la variedad.
_ El Dragón con otros Dragones estaría genial, de no poder conseguirlo, la Serpiente y el Tigre pueden ayudarlo a pasar de la cama rectangular a la redonda, sin mediadores.
_ La Serpiente se llevaría genial con dos Tigres porque ella será la reina. Sino también con un Dragón y un Tigre, donde volvería ser coronada.
_ El Caballo tiene muy buena luces con el Mono y el Búfalo, ya que el Mono estaría en el medio de quien satisface más sus deseos y la competencia sería muy excitante.
_ La Cabra con el Perro y la Rata estaría más que satisfecha, la cosa no se iría de las manos y sería más que interesante, para arrancar, para los tres.
_ El Mono se llevaría genial con el Conejo y el Tigre, los felinos lo pueden y esta combinación le estimularía los sentidos bastante más rápido que otros animales.
_ El Gallo se llevaría genial con el Tigre y el Dragón, ya que le bajan los copetes de entrada y le hacen poner en una posición pasiva que disfrutaría mucho y que generalmente desconoce.
_ El Perro en su afán de no hacer mucho lio, le convendría el Chancho y la Rata que lo ayudarían y lo dejarían no solo satisfecho, sino que también tranquilo.
_ El Chancho con otros dos Chanchos estaría en la gloria, pero también con animales revoltosos para que sepa lo que es bueno, como el Dragón o el Tigre, aunque después vuelva de vuelta al chiquero.

La pregunta obligatoria es: ¿De qué signo chino sos?


Extraído de "Horóscopo chino 2016" - Darío Iván Rosatti. JANVS EDITORES, 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario