6/21/2017

¿Cuál es el aporte de Madre Paz?

Recuerdo en su charla, Vicky Noble, mas puntualmente en la Conferencia de la Diosa, la primera, celebrada en Capilla del Monte (Argentina) allá por el 2009 dijo cosas muy ciertas sobre lo que era Madre paz hoy. “Nunca pensé que iba a trascender tanto”, confesó que la idea era “salir” de los límites de EEUU pero no que fuera el fenómeno que es hoy dentro la Nueva Espiritualidad de las Mujeres. Contó que una mujer del Líbano le había escrito porque poseía sus cartas y admiraba su obra. Es más o menos lo que pasa con quienes nos acercamos a su filosofía, nunca más la soltamos.
De entrada fue (y sigue siendo) un material rebelde: es redondo. Su filosofía es circular. Y su historia lo cuenta perfectamente, la primera imagen, el 6 (seis) de bastos, exploto en esa forma, forma que respeto todo el mazo y le dio un toque característico para la época. Plena década de 1980. Fue también, aunque muchos no lo saben, uno de los primeros mazos de cartas en tener una versión mini, o sea, de bolsillo, si traducimos esto a términos de cartas, luego las editoriales se “avivaron” e hicieron eso con la mayoría de los mazos clásicos, aun cuadrados.
Pero Madre Paz trasciende a su libro fundante: “Madre Paz: Un camino hacia la Diosa a través del mito, el arte y el tarot”. Esta filosofía atraviesa la obra de la misma Noble y en “Shakti Woman” (“Mujer Shakti” en España por la Ed. Perito en Lunas y “El poder natural de la mujer” en Argentina por Ed. Planeta) cuenta como fue parir realmente el mazo de cartas y junto con él una filosofía de vida.
Madre Paz no inventa nada, solo recopila y alinea bajo los principios tradicionales del Tarot, muy apoyado todo en la filosofía de Crowley (aunque la mayoría aun le tema) y no tanto en Rider como la autora nos quiere hacer creer, cuestiones míticas que tiene que ver con la Diosa como movimiento que estaba en crecimiento por la época en la que Noble solo era una militante por muchas cuestiones de la mujer. Su militancia no solo la llevo a conocer muchas cosas con respecto a su sexualidad, sino que la debilitó físicamente: una ulcera en el estómago, según cuenta y un deterioro progresivo de la visión, por lo que le recomendaron dibujar. Esto coincide con su cruce con Karen Vogel, compañera lesbica de Noble, de quien poco se sabe y las inclinaciones artísticas guiadas por Cassandra Ligth, que diseña el lomo de las cartas. Madre Paz, según Noble, fue dibujado con la mano no dominante, por lo que hace que el mérito sea doble y bajo la influencia del Yoga, como filosofía que aún sigue religiosamente y la marihuana, cosa que confiesa en “Shakti Woman”. Por lo tanto madre Paz es hijo de una época.
Más allá de todos estos detalles, no hay dudas que Madre Paz tenía que nacer. Muchas mujeres deportaron a su inclinación espiritual y feminista a través de este mazo que les abrió la puerta a mucho más de lo que pudieron imaginar y con orgullo lo predican por todos lados sin tapujos, como su orgullo menstrual, muy predicado y estudiado por la mismísima Noble, que fundamenta todo muy académicamente como docente de la Universidad de San Francisco a la que pertenece en el área de feminismo.
Otro punto interesante es que Vicki Noble hizo que su filosofía no excluyera a nadie, tal como lo hace la Diosa, pues los hombres, no inferiores sino consortes compañeros, forman parte de esta filosofía en mucha de sus caras: La amenazante y patriarcal (El Emperador y el Sumo Sacerdote) y la compasiva y amorosa (Los Chamanes y los Hijos). El equilibrio que hace girar al mundo, está completo, fiel a su forma respetando un pasado en común, un presente propio y un soñado futuro.
Noble visito una vez más Argentina enseñando su técnicas chamánicas y dejando un tendal de bocas abiertas con su sabiduría, encuentro del que no participé por cuestiones de tiempo pero del que me han dejado muy buenas referencias. Pero solo me voy a atrever a recomendar este camino de sabiduría que tanto me ayudo.


Publicado en el Blog “DarioTarot” en 2010.
Incluido en el libro "Horóscopo chino 2014" - JANVS EDITORES, 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario