9/20/2017

Horóscopo Chino 2018



Una vez más, acá esta la tapa de mi nuevo libro. Esta vez, al ser el Año del Perro de Tierra yang, ella no podía no estar en la foto, con todo los que nos da diariamente. Gracias a Beatriz Fiotto por la fotografía de Luna, que sin dudas refleja el amor que se tienen ambas. Miriam Prieto que una vez más está haciendo su contribución desde la Astrología Esotérica que tanto me pone orgulloso que este en el libro y que no pienso soltar. Melina Dip por el maravilloso diseño nuestro de cada año (sos lo más!!!), y Toto Rosarino por gestar por detrás muchas cosas que hacen posible que este libro, de edición autogestiva este en la calle. A los que año tras año lo compran y preguntan cuándo va a estar, sin ellos no lo haríamos, todo es mucho esfuerzo que se ve reflejado con mucho placer cada vez que me llega algo como esta tapa, que da sentido al laburo de meses... Infinitamente agradecido


Nota: Estará a la venta en noviembre (no está fijada la fecha) y la presentación será por ahí, ya avisaré. Más que seguro hay pre venta, atentos que viene con descuentos. Gracias, gracias, gracias.

8/17/2017

¿Está la Grafología en peligro de muerte?

Hace unos días, tras la promoción de un taller simple sobre la firma que no es la primera vez que dicto, una “Grafóloga” salió al cruce (léase del otro lado de la pantalla de una computadora o celular) diciendo que no era ético, profesional, ni confiable, hacer un taller así en pocas horas, por el solo hecho de hacerlo, sin siquiera saber de qué se trataba, adonde apuntaba y que se pretendía con ese taller en particular. Si bien, claro está, no tengo porque dar explicaciones a nadie, si creo que es una buena oportunidad para pensar que pasa con la Grafología hoy, más específicamente con lo que comúnmente se llama, o denomina, colegas.
Soy parte de una nueva generación de Grafólogos, muchos ya conocen mi recorrido y lucha para tener el título que me negaron caprichosamente por casi 10 años, imaginarán que no soy de quedarme sentado esperando a que alguien venga a pedirme un análisis (que dudo que le pase seguido a muchos) o que de repente me llamen a congresos por investigaciones que nunca hice públicas, por más interesantes que estas me parezcan a mí. Pero hay, “gracias a dios”, una generación de Grafólogos que siguen conservando cierta cuestión (en su mayoría mujeres que no tengo ningún problema en nombrar porque no fueron muy solidarias cuando las necesité y pudieron hacer algo) y que no permiten que se innove sobre esta disciplina, como si la hubiesen inventado. No tienen cosas publicadas, buenos trabajos hechos, ni siquiera son reconocidas por muchos de mi generación que no saben ni cómo se llaman, en su mayoría, misteriosamente ligadas a la Iglesia y la misa de los domingos.
Quienes venimos con estas nuevas ideas, anda a saber de dónde salen, no tienen como objeto hacer un bollo todo lo estudiado que la mayoría de las veces es privado y que cuesta ya de por sí, más me costó a mí que se me negó el título durante 10 años (voy a repetir este hecho hasta el cansancio porque parte de mi identidad como Grafólogo) y quiero modificarlo y hacerlo adaptable a los tiempos que corren, mis tiempos que me corren, la vida que vivimos, la vida que vivo y por qué no, hacer lo que ellas no hicieron por conservadores “chupasirios”: vivir dignamente de la Grafología, no solo hacer título, chapa y ego con ello; fundamentalmente ego, que es lo que hacen casi todos.
Hay un dato muy curioso, que cualquier Grafólogo conocerá, de la matrícula de graduados que hay en Grafología en la Argentina, solo un porcentaje que no supera el 10% (exagero) es el que trabaja, mucho menor es el que vive dignamente de esto, como pretendo, y todavía sueñan con lo que le vendieron el primer día de clases: trabajar en empresas y posiblemente en tribunales, como peritos, de hecho uno de mis títulos es ese: Perito Grafólogo. Acá estoy, solo estuve en tribunales firmando el poder a la abogada por el juicio a “Grafología Litoral” y su directora Silvia Battion.
Cuando tenés el título en la mano, tu realidad, la realidad es otra: nadie, pero nadie sabe lo que es la Grafología en realidad y si se acercan es porque lo vieron en televisión y lo que hay es una curiosidad chusma del tema. Cuando le explicas que tenés que tomar medidas, analizar y asumir el objeto de estudio, por decirlo, la cosa se torna más inalcanzable todavía para el que escucha y el cliente cree que el análisis le va a salir fortuna, de hecho muchos colegas cobran esa fortuna y después dicen que no tienen trabajo y nadie los valora.
Esto desgana a cualquiera y esos resultados se ven en la producción bibliográfica que no deja de ser un eterno copiar y pegar (como dijo una Grafóloga, no recuerdo cual, y muy acertadamente lo compruebo libro tras libro que leo). Voy a poner un ejemplo, ayer termina el libro “Grafología Emocional” de Tesouro de Grosso, a ver está buenísimo, pero no me aporto nada, más que un copiar y pegar del tema, junto, todo en un solo libro, que seguramente lo romperé de tanto uso, porque esta todo condensado ahí, pero no hay nada nuevo, o sea, más de lo mismo, refritado para un público que capaz que no sabe que eso existe.
Queremos ver crecer lo que hacemos, porque implica un crecimiento propio y de nuestros esfuerzos, pero cuando alguien como yo, que no tienen por qué conocerme sale con un taller difusión sobre la Grafología y la firma, nada formal, pero que puede ayudar al común de la gente a entender de qué se trata sin hacerlo tan exclusivo y elitista, atacan y atacan porque es simple: el hace lo que a mí no se me ocurrió y quedo en evidencia de que no puedo hacer mucho con ese título que me generó un esfuerzo enorme y no me está dando réditos económicos precisamente, o sea quiero crecer yo, no la disciplina y el ego cucaracha del Grafólogo hace que por ejemplo, el Colegio, no tenga una validez como si lo tiene el de Abogados o Psicólogos y queramos o no, terminamos siempre en el estante de las mancias (que voy a defender a muerte porque fueron las que me pagaron la carrera, el título y el posterior juicio, me dignificaron). Esto no es un ataque al Colegio, sino a la falta de solidaridad y unicidad de los propios Grafólogos, que se ve que es una cuestión de género, porque se carece y mucho.
Queremos ser científicos, perdón: quieren (no me incluyo en ese mambo, yo solo quiero ser Grafólogo), pero no nos comportamos como tal y en muchos casos no sabemos ni que es ciencia, ni mucho menos sabemos quién es Comte. Voy a poner un ejemplo: Lledó Parres se tuvo que morir para que le dieran bola con la Grafología Racional y hoy sea una tendencia mundial, a Simón me lo enseñaron en mi primer año de la carrera y me abrió mucho el panorama de lo que hoy hago, cuando lo nombre años después en una re cursada, por poco no me tiran ácido sulfúrico, porque el que estaba en la cresta de esa ola era otro muerto: Vels. Como estos tengo miles de miles de ejemplos que lo único que hace es matar algo tan rico y útil como la Grafología y si a esto le sumamos los avances de las tecnologías, debo predecir que no queda mucho tiempo, es así de corta.
Hay más… ¿Cuánto tiempo libre tenemos para estar controlando lo que el otro hace? Ojo, esto se adapta a cualquier situación, puedo ver que quien se pone a atacar mi manera de trabajar con la Grafología (tampoco me lo tomo a título personal, porque les pasa a muchos, tengo entendido), no es una excelente profesional que se la pasa trabajando, sino una persona que tiene demasiado tiempo libre como para mirar a los costados a ver quién sobresale y por consiguiente atacar y de investigar y ver cómo hacer para hacer crecer la disciplina no hablamos. Una persona más que se suma a la desocupación y tiempo libre que deja el título de Grafología por falta de ingenio y trabajo colectivo. Todo, lamentablemente tiene que ver con lo mismo y lo triste es que no hay intereses mayores, nadie se “embolsilla” millones, sino que lo que está en juego acá siempre es lo mismo el ego de ser quienes no somos y lo que es peor: ser los únicos.
Hay que ser originales, explotar el título, hacer cosas nuevas, equivocarnos. Estar seguros de lo que hacemos, la gente no es idiota, sabe a fin de cuentas quien es quien y quien trabaja sabiendo, quien por ego y quien porque tienen necesidades económicas básicas y sabrá a quien elegir y quien quiere o no de maestro. Eso es democracia. Mirar lo que hace el otro, para increparlo porque hace algo que no me atrevo a hacer o no se me ocurrio, anda a saber por qué y para que no nos suma ni en lo individual, ni en lo colectivo, porque quien mira de afuera ese espectáculo digno del “Bailando por un sueño”, lo único que hace es que nadie se acerque, no solo a la Grafología, sino que después terminemos siendo menos confiables que un mandatario.
Se necesitan nuevos aires y no lo van a dar las viejas momias de la Grafología, que ya pasaron los 70 años (sabrá quien se pone este sayo), lo vamos a dar nosotros y no soy el único, los de las nuevas generaciones lo que  queremos es adaptar la Grafología a los tiempos que corren, porque nos gusta lo que hacemos, porque queremos vivir de esto, y porque las necesidades no son las que tenía Vels o Xandro, sino son más bien las que tenemos nosotros, que quizás no llegamos a nada, pero si ni siquiera nos dejan intentarlo, lo que están haciendo es claramente un suicidio.


7/30/2017

El Campo del Sol.

Sep. 2015.

Este “Campo del Sol” lo hice en septiembre de 2015. Fue en un taller que di el sábado anterior al viernes que nos echaron del negocio (Natural Terra), y quedáramos completamente en la calle. La historia es más larga, pero con final feliz (más del que sospecháramos), pero revolviendo entre las cosas que uno tiene en la PC y no sabe por qué, encontré justo estas fotos de ese taller, que nunca más subí a la Internet, dentro de esas fotos, este “Campo del Sol”. ¿Casualidad?
Elegí las 9 (nueve) runas que requiere esta tirada (más información en “El gran libro de las runas” de la bella Daversa), y para mostrarles a mis alumnos de ese momento, las arroje sobre el mandala que estaba en los apuntes. En el centro está Nied, la necesidad, dándole sentido y eje a la lectura. Desde el “punto odínico” se hace evidente que el conflicto estaba llegando a su punto más alto, cuando hice esa tirada lo sabía, tenía que agarrar las espadas y así lo hice, aún no las solté todo terminó en judiciales. Pues sí, sabíamos lo que estaba a punto de pasar, lo que no sospechábamos es que iba a ser tan agresivo y sin sentido. Nied lo estaba mostrando con una claridad espeluznante.
La “humanidad” (Man) y el “hielo” (Is) salen en las “Herencias”. Los extremos están fuera del tiempo y el espacio, tanto la quietud, que era lo que no se debía hacer en ese momento y lo confirmaba Nied en el “Principio” como, por otro lado, la ayuda. Curiosamente la ayuda, Man, vino hacia ese invierno, y la quietud de Is, que también es estabilidad por su rigidez, llegó el próximo verano, casi llegando al otoño, justamente, donde en febrero logramos mudarnos a donde estamos hoy, viviendo la vida que elegimos no vivir antes por apostar a algo que no funciono y cuyo final estábamos viviendo.
Los sectores comprometidos también decían algo: las “Relaciones”, más las afectivas, estaban más comprometidas. Justamente quienes nos estafaron eran a  quienes en ese momento les teníamos más confianza y no tuvieron piedad (Nied en el “Principio”).
El sector del “Trabajo” es el que está más vacío y es el más significativo de todos, era lo que en ese momento estaba faltando, y por esa falta las cosas estaban en Nied, necesidad extrema. El trabajo propone concreción, también, pero no se puede concretar nada que ya esté y sea concreto, o sea, no hay proyecciones: hay que pelear por lo que se tiene, no hacer cosas nuevas, en ese momento no había más nada que hacer más que pelearla.
Lo curioso es que esta lectura no tiene runas invertidas, la única que tiende sin llegar a estarlo es Tyr, dando por sentado que el próximo paso a seguir es la introspección, y ver qué pasa, casi como una predicción de lo que vendría: la semana siguiente a ese hecho la pasamos en casa de una amiga “guardados” hasta que nos fuimos finalmente a lo que sería nuestro destino final, por los siguientes seis felices meses (esa es otra historia más que jugosa y digna de ser contada).
En el sector de la “Familia” el Sol, Sigel, toca apenas un 20% de la situación, no solo estaba todo bien para ellos, sino que fueron los que menos aportaron en la situación y no hablo económicamente, sino a nivel moral. Las “Relaciones” y el “Amor”, como dije son las que más runas hay en cumulo, pero ninguna al 100%, sino compartiendo con otros sectores del Campo la situación: Sigel, como dije antes, comparte la “Familia” a un 20%, con el “Amor” hacia un 80%, pero hacia ese sector del Campo está la temible Haegl, el granizo, lo imprevisto, pero también la semilla agresiva que dará un nuevo brote, también para la misma marca del calendario: finales del verano siguiente.
Del lado “derecho” de las “Relaciones”, comparten campo con el “Amor” Ger, la espera, y Tyr en camino a la inversión, sin dudas hay que tomarse un tiempo para ir hacia adentro y ver quienes valen la pena y quien no, quienes son las verdaderas amistades y personas que se quieren mantener al lado y quiénes no. Esas decisiones tienen que ser tomadas con amor verdadero y priorizar los afectos con todo lo que eso implica, es curioso cómo fue así, sin dudarlo un solo minuto.
Hay en el medio de todo esto, una runa tripartita: Eh, el caballo, las mudanzas. Desde “Amor” toca los “Ideales” (vagamente) y termina rozando la “Felicidad”, si bien en ese momento lo que pasó fue un verdadero trauma, esta runa dice algo central: la mudanza, mas allá de las condiciones en las que se dio, sin dudas abre camino hacia la felicidad, nada podía terminar mal. Por otro lado, la “Felicidad” resiste, con Eol y terminara siendo el destino final de todo este asunto, apartando todo peligro hacia la primavera.
Es curioso como este “Campo del Sol” habla hasta el día de hoy. Insisto, desde septiembre de 2015 hasta el día de hoy: julio de 2017. Dos años después, mis runas siguen hablando.
Si me pongo más analítico hay runas paralelas: Is, el hielo, está en paralela con Man, la solidaridad, ambas en las “Herencias”, si bien esta condición de runas da la impresión “no estar en eje”, estas dos justamente están fuera del tiempo, al estar en el campo de las “Herencias”, en ese momento tanto la ayuda (Man), como la estabilidad, en este caso Is, como dije antes, estaban fuera de ese eje, iban a ser alcanzados después, atraídos por la acción que ejerce el “Principio” en este caso Nied, así fue, al pie de la letra. Otras runas paralelas son Eoh con Haegl, o sea, la mano que aparta el peligro en la “Felicidad” en paralelo con el granizo, que se ubica entre las “Relaciones y los “Ideales”, tocando someramente el campo del “Amor”: las relaciones que iban a ayudar y finalmente alcanzar la felicidad y solución del asunto, caerían de manera sorpresiva oculta en todo el caos, o sea, esta interpretación esta “oculta” por sobre lo que ya dijimos de estas runas. Así fue, en ese momento nos ayudó quien menos pensamos que nos iba a ayudar: Américo.
Otro paralelismo y el último es el de Tyr y Sigel. Tyr, la flecha a seguir para los buenos resultados (Sigel) está ubicada en el “Amor” y Sigel en las “Relaciones”: para encontrar el eje solo había que escuchar a quienes nos querían de verdad, sin pedir nada a cambio por lo que hacían. La noche anterior a la mudanza puede ser testigo de lo que dice este “Campo del Sol”.
No hay runas encimadas, pero si alineación. Esto indica que runas marcan el rumbo de lo que hay que hacer y seguir, para dónde va el auto en el que estamos subidos. Hay al menos cuatro alineaciones, pero dos chocan misteriosamente con Eolh, la mano que aparta el peligro, el carro sin duda va hacia la defensa de lo que estaba sucediendo. Is, el hielo, Haegl, el granizo y Ger, la cosecha, están alineadas, esto nos dice que si bien el transito va a ser más que duro y lleno de imprevistos, el resultado de toda esa cosecha va a ser más que contundente, o sea, muy beneficioso. Así fue y de una manera más que impredecible. Sin ir más lejos, octubre de ese año, un mes después, fue uno de los mejores octubres que pasamos. Por otro lado, Man, la solidaridad, Eh, el caballo de la mudanza y Nied, la necesidad, estaban alineadas para que en la pelea de lo que fue la mudanza, pocas pero certeras personas nos ayudaran. Ahora bien, las runas que se alinean con Eolh, la defensa conquistada, no son más que Haegl, el granizo y lo imprevisto con Tyr, hacia donde ir, la flecha, por el otro Man, la solidaridad y Ger, la cosecha. La conquista de la defensa tiene que ver, o tuvo que ver con saber a dónde ir con lo imprevisto que sucedió, aceptando la ayuda que supimos sembrar y alimentar en su momento.
En órbita parecerían que están Haegl, Sigel, Ger y Tyr, saliéndose como Plutón en nuestro Sistema Solar, sin dudas habla de cómo después de la tormenta, sale el sol, se puede cosechar lo que se sembró para emprender nuevos rumbos, que aún no estoy cumpliendo del todo.  Analizado los porcentajes y no teniendo runas en espejo, las secuencias numéricas de mi Campo son escalofriantes: Haegl, Nied, Is y Ger, las runas duras del oráculo se hacen presentes, con Nied en el “Principio” y de las cuales tres están en alineación entre sí, por otro lado Sigel y Eolh también se hacen presentes, amortiguando un poco la situación, junto a Eh y Man.
Las triangulaturas son más fuertes, ya que todas las runas triangulan con todas, pero el triángulo que más abraza todo el Campo, es sin dudas, el que está formado por las runas Man, la humanidad, Eolh, la defensa y Is, la estabilidad, sin dudas las respuestas estaban en “el otro” y en el dejarse ayudar.
Hasta acá hice un repaso somero de lo que es el apasionante análisis de un “Campo del Sol” que con el tiempo pude dilucidar, claro que leer el campo de otra persona me da más lucidez, que es la lucidez que da la objetividad. Hasta acá todo corroborado con la realidad que incólume fue sucediendo, momento a momento, las runas lo habían dicho con antelación. Finalmente mi “Camino de Realización Personal” frente a estos, en vista, desafortunados hechos, estaban en el Camino de la Madre, Nied en el “Principio”. Camino que propone crecimiento sin límites, nutrición, expansión… dos años después, no puedo negar que no solo fue así, sino afirmar una y otra vez que las runas lo dijeron y que todavía hay cosas que no se cumplieron.


6/21/2017

¿Cuál es el aporte de Madre Paz?

Recuerdo en su charla, Vicky Noble, mas puntualmente en la Conferencia de la Diosa, la primera, celebrada en Capilla del Monte (Argentina) allá por el 2009 dijo cosas muy ciertas sobre lo que era Madre paz hoy. “Nunca pensé que iba a trascender tanto”, confesó que la idea era “salir” de los límites de EEUU pero no que fuera el fenómeno que es hoy dentro la Nueva Espiritualidad de las Mujeres. Contó que una mujer del Líbano le había escrito porque poseía sus cartas y admiraba su obra. Es más o menos lo que pasa con quienes nos acercamos a su filosofía, nunca más la soltamos.
De entrada fue (y sigue siendo) un material rebelde: es redondo. Su filosofía es circular. Y su historia lo cuenta perfectamente, la primera imagen, el 6 (seis) de bastos, exploto en esa forma, forma que respeto todo el mazo y le dio un toque característico para la época. Plena década de 1980. Fue también, aunque muchos no lo saben, uno de los primeros mazos de cartas en tener una versión mini, o sea, de bolsillo, si traducimos esto a términos de cartas, luego las editoriales se “avivaron” e hicieron eso con la mayoría de los mazos clásicos, aun cuadrados.
Pero Madre Paz trasciende a su libro fundante: “Madre Paz: Un camino hacia la Diosa a través del mito, el arte y el tarot”. Esta filosofía atraviesa la obra de la misma Noble y en “Shakti Woman” (“Mujer Shakti” en España por la Ed. Perito en Lunas y “El poder natural de la mujer” en Argentina por Ed. Planeta) cuenta como fue parir realmente el mazo de cartas y junto con él una filosofía de vida.
Madre Paz no inventa nada, solo recopila y alinea bajo los principios tradicionales del Tarot, muy apoyado todo en la filosofía de Crowley (aunque la mayoría aun le tema) y no tanto en Rider como la autora nos quiere hacer creer, cuestiones míticas que tiene que ver con la Diosa como movimiento que estaba en crecimiento por la época en la que Noble solo era una militante por muchas cuestiones de la mujer. Su militancia no solo la llevo a conocer muchas cosas con respecto a su sexualidad, sino que la debilitó físicamente: una ulcera en el estómago, según cuenta y un deterioro progresivo de la visión, por lo que le recomendaron dibujar. Esto coincide con su cruce con Karen Vogel, compañera lesbica de Noble, de quien poco se sabe y las inclinaciones artísticas guiadas por Cassandra Ligth, que diseña el lomo de las cartas. Madre Paz, según Noble, fue dibujado con la mano no dominante, por lo que hace que el mérito sea doble y bajo la influencia del Yoga, como filosofía que aún sigue religiosamente y la marihuana, cosa que confiesa en “Shakti Woman”. Por lo tanto madre Paz es hijo de una época.
Más allá de todos estos detalles, no hay dudas que Madre Paz tenía que nacer. Muchas mujeres deportaron a su inclinación espiritual y feminista a través de este mazo que les abrió la puerta a mucho más de lo que pudieron imaginar y con orgullo lo predican por todos lados sin tapujos, como su orgullo menstrual, muy predicado y estudiado por la mismísima Noble, que fundamenta todo muy académicamente como docente de la Universidad de San Francisco a la que pertenece en el área de feminismo.
Otro punto interesante es que Vicki Noble hizo que su filosofía no excluyera a nadie, tal como lo hace la Diosa, pues los hombres, no inferiores sino consortes compañeros, forman parte de esta filosofía en mucha de sus caras: La amenazante y patriarcal (El Emperador y el Sumo Sacerdote) y la compasiva y amorosa (Los Chamanes y los Hijos). El equilibrio que hace girar al mundo, está completo, fiel a su forma respetando un pasado en común, un presente propio y un soñado futuro.
Noble visito una vez más Argentina enseñando su técnicas chamánicas y dejando un tendal de bocas abiertas con su sabiduría, encuentro del que no participé por cuestiones de tiempo pero del que me han dejado muy buenas referencias. Pero solo me voy a atrever a recomendar este camino de sabiduría que tanto me ayudo.


Publicado en el Blog “DarioTarot” en 2010.
Incluido en el libro "Horóscopo chino 2014" - JANVS EDITORES, 2013.